¿Cómo se puede corregir una dieta para que sea baja en carbohidratos?

¿Cómo se puede corregir una dieta para que sea baja en carbohidratos?

COMPARTIR

Sin duda alguna, los carbohidratos representan una de las fuentes de energía más importantes tanto para las personas normales como para aquellos para los que el deporte supone un estilo de vida. No obstante, su uso continuado ha demostrado tener una serie de perjuicios que hacen más aconsejables otras dietas, por lo que puede que te interese conocer esos otros alimentos que deben hacer que la ingesta de carbohidratos desaparezca de tu alimentación.

Pero antes es necesario comprender por dónde se movían los consejos alimenticios de los nutricionistas hace no tanto tiempo. Hace pocos años, los atletas que querían someterse a disciplinas intensas con un marcado carácter de resistencia debían seguir un plan de ingesta de carbohidratos bastante importante. Estas sustancias sustituían a las proteínas y a la grasa casi por completo, ya que se consideraban que eran una magnífica fuente de energía que evitaría un deterioro del rendimiento inmediato y a largo plazo.Así, las dietas ricas en arroces, pastas o patatas eran las elegidas para entrenar a maratonianos o corredores de fondo y a otros deportistas que necesitarán contar con una fuente de energía estable que se consumiese en el momento oportuno y con rapidez. Todo ello conduce a aumentar las reservas de glucógeno en los músculos, algo esencial para que estos puedan tener una respuesta adecuada a la hora de verse sometidos a cualquier tipo de ejercicio.

Sin embargo, lo que ha hecho que las dietas ricas en carbohidratos estén dejando de usarse es el descubrimiento de la utilidad de la grasa para obtener energía. Hay que recordar que el cuerpo puede almacenar unas 2.500 o 3.000 calorías en forma de glucógeno mientras que las reservas calóricas en forma de grasa multiplican estas cantidades más de diez veces.

El resultado de este descubrimiento ha llevado al planteamiento de nuevas dietas basadas en la ingesta de proteínas y grasas y a una menor importancia de los carbohidratos. Esto ya sucedía en deportistas que buscaban ganar masa muscular rápidamente como, por ejemplo, un culturista, por lo que no deja de tener un pasado bastante importante.
La forma de convertir una dieta en baja en carbohidratos es eliminando aquellos alimentos que los aporta, aunque nunca debe hacerse totalmente, y usando carnes, lácteos y otros alimentos proteicos para conseguir los resultados buscados.