Decoración de interiores: los pequeños detalles son los que marcan la diferencia

Decoración de interiores: los pequeños detalles son los que marcan la diferencia

COMPARTIR

A la hora de decorar una casa y de convertirlo en un auténtico hogar, sin importar si tratas de seguir un estilo escandinavo o cualquier otro, los pequeños detalles son los encargados de marcar la diferencia ya que, en líneas generales, tienen la virtud de conseguir resaltar una determinada zona que consideras especial. De hecho, estos son los elementos que aportan gusto a cada estancia y que le proporcionan un carácter especial y único. Un maravilloso ejemplo de ello son los jarrones y las flores, las cuales son capaces de poner una pincelada de vitalidad y alegría a cualquier habitación.

Los jarrones de cerámica con formas sinuosas y que contengan plantas que no les arrebaten el protagonismo son elementos de decoración que no deben faltar en ninguna casa. Asimismo, los fabricados en vidrio suelen tener una apariencia más minimalista y suponen una manera muy delicada y sutil de poner, siempre que estén acompañados de las flores adecuadas, una sencilla nota de color.

38770385_sOtro detalle a tener en cuenta son las velas. En este sentido, si bien es cierto que la luz natural es uno de los bienes más valiosos en el mundo de la decoración, cuando cae la noche o el cielo se presenta encapotado, estos utensilios son capaces de proporcionar calidez a cualquier hogar. Además, este hecho se ve acompañado de la creación de una atmósfera más acogedora. Y, si se introducen en portavelas con dibujos y grabados fabricados en un material que se adapte bien al estilo del resto de la habitación, se convierten en elementos que llaman poderosamente la atención.

Llega el momento de hablar de las piezas textiles, cuyos mayores exponentes son los cojines. Sin duda, la opción ideal es elegirlos en colores intensos y que creen fuertes contrastes con el del resto de la decoración, de modo que permitan focalizar la mirada en las piezas realmente importantes, es decir, en los sofás y sillones en que se colocan. Además, debido al precio y a la cantidad de posibilidades que ofrecen, es posible cambiarlos en función de la época del año para crear ambientes adecuados.

Por último, solo nos queda hacer referencia a las figuras decorativas, a los portafotos y a los portarretratos. Sin duda, si introduces en ellos fotografías de tu familia u obras de arte que te resulten interesantes, se convierten en los vehículos perfectos para otorgar tu propio carácter y personalidad a tu hogar.