El gran agujero azul, Belice

El gran agujero azul, Belice

COMPARTIR

Belice es un país sorprendente, lleno de matices y con unos paisajes que parecen sacados de otro mundo. Situado en Centroamérica, junto al mar Caribe, este pequeño estado permanece, de momento, ajeno al gran boom turístico. Los grandes resorts y complejos hoteleros de la península del Yucatán, en México, han desviado la atención de este inigualable territorio, ubicado solo unos kilómetros más al sur. A pesar de ello, todos los viajeros que deciden pasar un tiempo aquí coinciden al afirmar que Belice tiene algo de mágico, ofreciendo una combinación perfecta entre turismo de aventura, playas paradisíacas y una gran riqueza cultural.

De entre todos los atractivos de Belice hay uno que sobresale del resto. Nos referimos al Gran Agujero Azul („Great Blue Hole“, en inglés), un enorme cráter submarino de fama internacional entre buceadores, submarinistas y amantes de los ecosistemas marinos. Visto desde el aire, el Gran Agujero Azul es un enorme círculo de más de 300 metros de shutterstock_212397685ancho de un color muy intenso que contrasta con las limpias y transparentes aguas de su alrededor. De cerca, es un pasadizo mágico que transporta a otros mundos y formas de vida, una conexión con las profundidades del planeta, una aventura que merece la pena ser vivida.

El Gran Agujero Azul está situado a unos 100 kilómetros de Belize City y de la costa occidental, junto a un maravilloso arrecife de coral conocido como Lighthouse. Su formación ocurrió durante el último período glacial, en un momento en el que los niveles del agua eran más bajos. Así, al principio solo era un entramado de cuevas de piedra caliza, pero poco a poco el mar fue cubriendo esta formación hasta que el techo de las mencionadas cuevas se derrumbó y todo quedó inundado, dando como resultado la imagen que vemos en la actualidad.

Numerosas agencias de viajes, tanto en la capital como en otras ciudades turísticas como Ambergris Caye, gestionan excursiones diariamente para visitarlo y bucear en sus aguas, por lo que no es para nada complicado poder vivir esta experiencia única. Aunque la práctica de submarinismo es lo más recomendable, también es posible explorar los alrededores haciendo snorkel. De esta forma, el Blue Hole es apto para todas las personas, independientemente de u edad o estado físico. En cualquier caso, vale la pena llevar linternas acuáticas que permitan una mejor observación de las especies animales y vegetales que aquí habitan, en especial de tiburones y barracudas.

Reseña
wow!
COMPARTIR
Artículo anteriorLos diferentes tipos de cámaras que existen en el mercado
Artículo siguientePalm Island, Dubai